Actualidad
Volver a actualidad
Pazo Barrantes es distribuido por Dialte en Canarias
El diario Expansión elige a Pazo Barrantes entre los seis grandes Blancos para una cata especial
Diversidad y calidad entre los vinos blancos españoles
Pazos Barrantes, propiedad perteneciente al conde de Crixel, propietario de Marqués de Murrieta, destacó en en una cata muy especial donde se incluyó vinos blancos de todo el panorama vinícola del país, zonas, variedades de uvas, tendencias, vinos poderosos que representan la magnífica diversidad y calidad que se está dando en el capítulo de los blancos en España, tal y como informa el periódico Expasión en su articulo publicado por Enrique Calduch.
MARQUES DE MURRIETA - PAZO BARRANTES_75CL
Variedades de uva recuperada por bodegueros - FOTO DIARIO EXPANSIÓN . Pazos Barrantes es un vino que presenta una nariz espectacular, compleja e intensa con mucha fruta y herbáceos frescos;
Dialte Comunicación - Información cedida
15 mayo 2017

El primero y más joven es un txacolí de Álava (D.O. Arabako Txakolina), se trata de Astobiza 2016. Se elabora en un antiguo y precioso caserío situado en la localidad alavesa de Okondo. Es un excelente representante de la revolución del txacolí. Lo que antes eran vinos agraces, muy ácidos y con agujilla que se solían escanciar, han dado lugar a blancos serios, ricos, de buena trayectoria.

Se dice que eso se debe entre otras cosas al cambio climático, pero la realidad es que Jon Zubeldía, propietario de la firma, cuenta con la ayuda de Ana Martín, enóloga bilbaína que está capitaneando todo este proceso de cambio. Elaborado cien por cien con la variedad Ondarrabi Zuri, este Astobiza 2016 tiene herbáceos finos, combinación de tonos florales y frutales, cítricos, en nariz; y una boca franca, fresca, amplia, equilibrada, con una excelente y equilibrada acidez, salino y un agradable final amargoso. Su precio está en unos 10 euros.

El segundo es un Ribeiro joven que representa también el nuevo mundo en el que ha entrado esta denominación, de mano de los llamados colleiteiros o cosecheros. Se trata de San Clodio 2015, y se elabora con toda la maravillosa gama de variedades locales, como la treixadura, torrontés, loureira, godello y albariño.

La bodega pertenece al conocido productor y director de cine José Luis Cuerda y, aunque él no hace el vino personalmente, le sale como en sus mejores películas. Presenta una nariz fresquísima, sugerente, con frutas blancas, recuerdos florales, heno recién cortado; y una boca con cuerpo, glicérica, con fuerza, muy sabrosa y con una equilibrada acidez que le hace muy fresco. Su precio es de 11 euros.

El tercero es de la denominación de origen Rías Baixas. Se trata de un albariño cien por cien al que se le ha dejado cinco meses con sus lías. Es Pazo Barrantes, una propiedad preciosa perteneciente al conde de Creixel, propietario de Marqués de Murrieta. La enóloga de esta casa, María Vargas, tiene mucho que ver en que este vino presente una nariz espectacular, compleja e intensa con mucha fruta y herbáceos frescos; y una boca todavía mejor, si cabe, con potencia, grasa, volumen, fresca, pero sin pasarse en la acidez, equilibrada. Su precio es de 15 euros.

En Rueda me gustan especialmente los de la zona segoviana. Se conservan los viñedos en vaso y de uvas muy viejas. He seleccionado Shaya Habis 2014 de bodegas Shaya, perteneciente al grupo Gil Family Estates. Con fermentación y ocho meses de crianza en barrica. Dominan los tonos frutales con recuerdos de buena madera haciéndole de soporte, intenso, expresivo; y una boca robusta, con grasa, cuerpo y fresca energía. Su precio es de 21 euros.

No podía faltar en esta selección uno de los más famosos, nacional e internacionalmente. Se trata de As Sortes Val do Bibei 2015, de Rafael Palacios. Miembro de una saga familiar de elaboradores de grandes vinos, se trasladó a la denominación de origen Valdeorras, a trabajar en la que se ha convertido en la variedad de moda, la godello. El As Sortes es una joya con una nariz compleja, muy elegante, que tiene de todo, desde tonos frutales a minerales. En boca soberbio, potente, redondo, graso, complejo y muy fresco. Su precio es de 35 euros.

Cerramos la cata y la selección de grandes blancos españoles con un clásico magnífico, el Chivite Colección 125 del 2014. Perteneciente a la firma J. Chivite Family Estates y a la denominación de origen Navarra, es un chardonnay con uvas procedentes de la famosa finca Legardeta. Está fermentado en barrica y tiene once meses de crianza en roble francés. Nariz con frutas maduras, los típicos y finos aromas lácteos, ahumados, de pastelería, también recuerdos minerales. En boca amplio, redondo, con cuerpo, fuerza y brío. Su precio es de 59 euros.

* INFORMACIÓN ELABORADA POR ENRIQUE CALDUCH – DIARIO EXPASIÓN