Actualidad
Volver a actualidad
Distribuido por Dialte en Canarias
Martelo 2012: sutil composición de uvas
Un logrado tinto reserva de Rioja con un paisaje aromático fresco y frutoso
Finalmente, la bodega Torre de Oña, fundada en el año 1987 y rescatada ante su riesgo de desaparición al poco de nacer por el Grupo Rioja Alta, se ha decidido por la elaboración de alta calidad y no solo por el diseño comercial. Aporta a su catálogo de vinos correctos y asequibles una nueva línea más estilizada y personal, acorde con la riqueza vinícola atesorada en algunas de las parcelas de sus 65 hectáreas de viñedo.
Foto de las botellas de Martelo elaborado por la bodega de Torre de Oña . El vino dibuja un paisaje aromático fresco y frutoso, con la umbría profundidad de las especias picantes surcada por una corriente balsámica sobre fondo de trufa y tostados
Dialte Distribución S.L.
19 febrero 2018

Fuente: El País

Ya supuso un primer paso Finca San Martín, un tinto menos convencional que el básico, catalogable dentro de los llamados vinos de finca. El gran salto, sin embargo, ha llegado con Martelo, un ejemplo de lo que pueden dar de sí los tradicionales viñedos riojanos y su peculiar coupage (mezcla) de variedades en el propio viñedo. Con tan notable y seleccionada materia prima, el enólogo Julio Sáenz ha realizado una elaboración clásica y precisa, con la fermentación maloláctica y posterior crianza en barricas de roble americano y francés.

Gracias a todo ello, el vino dibuja un paisaje aromático fresco y frutoso, con la umbría profundidad de las especias picantes surcada por una corriente balsámica sobre fondo de trufa y tostados. Intenso pero equilibrado, deja un plácido y largo regusto.